Lasciate ogne speranza voi ch'intrate

Lasciate ogne speranza voi ch'intrate

 photo vatiel_zpsoazeyowb.gif

“Han venido a presenciar el Principio.
El renacimiento del Paraíso, destruido por el género humano.
Recuérdame, y tu autentico yo también. Y en lo que debes convertirte.
En la que nos conducirá al paraíso con las manos manchadas de sangre...”

miércoles, 30 de enero de 2013

M.M

Cabellos dorados enroscados como caracoles,
bajo un rostro de mirada angelical.
Ojos aguados y azules como el cielo,
de mirada seductora y perdida.
Labios carnosos de rojo carmesí,
sobre piel blanca con destellos rosados.

Inocencia y coquetería bajo los focos.
Un talento natural e inigualable.
Una belleza inusual y destacable.
Seductora en su totalidad.

¿Pero que hay más allá de su mirada?

Desesperación, inseguridad y tormento.
Y una terrible y abrumadora soledad.

Divertida y alocada, es tan solo una de sus caras.
Alguien que juega y con sus juegos destruye.
Sin ser consciente y con naturalidad.
Como juguetes que un niño rompe divertido,
creando juegos ingenuos e intuitivos.

Su tormento es lo que la hace especial,
y es también aquello que la destruirá.

La locura de un alma perdida,
que toco el cielo con las puntas de los dedos.
Y se arrastró al infierno,
por el vacío de sus sueños.

Murió joven...
 y por ello su belleza quedó inmortalizada para siempre.
 
Su belleza...
Su maldición...

Recordémosla…

  Fotos: Marilyn Monroe
Texto: Kel Báthory

4 comentarios :

  1. La verdad es que Marilyn era así: http://sphotos-a.xx.fbcdn.net/hphotos-ash4/c0.0.256.256/p403x403/426812_409888912382456_45883176_n.jpg
    Era una chica lista, no hay duda, y sabía cómo ganarse a la gente, pero no era belleza natural. le recomendaron reconstruirse la cara, no con una estándar como las modelos, si no una característica y bonita para que destacara, y lo consiguió. Se retocó la mandíbula, la nariz... casi toda la cara, y se puso ese cabello rubio característico. Pero, aún así, sigue siendo un icono, sobretodo un icono sexual.

    ResponderEliminar
  2. Wow! Gracias por la aportación, igualmente era una chica guapa, aunque la cirugía sin duda hace milagros.
    Pero ese carácter tan característico de ella, esa forma de moverse, esos gestos, miradas, naturalidad etc. Era lo que realmente la hacía especial.

    ResponderEliminar
  3. Esta mujer era muy muy inteligente, y supo explotar su físico claro.
    Las operaciones no fueron excesivas, sin ellas ya era hermosa.

    ResponderEliminar
  4. Si, yo estoy de acuerdo, además la belleza mucha veces no es suficiente, siempre tiene que haber algo más y si es inteligencia pues mejor que mejor. Aunque queda dicho que esta mujer tenía mucho más que eso.

    ResponderEliminar