Lasciate ogne speranza voi ch'intrate

Lasciate ogne speranza voi ch'intrate

 photo vatiel_zpsoazeyowb.gif

“Han venido a presenciar el Principio.
El renacimiento del Paraíso, destruido por el género humano.
Recuérdame, y tu autentico yo también. Y en lo que debes convertirte.
En la que nos conducirá al paraíso con las manos manchadas de sangre...”

lunes, 25 de noviembre de 2013

Fragmento de Adrián Díaz Mantecón.

“Y sé cómo los Seres de Luz, tú y tus semejantes, que no compartís ni nuestra fe ni la confianza de la Federación en las leyendas akiales, entendéis que una Cualidad Esencial que suscita sentimientos de tal naturaleza es un error, y toda creencia religiosa que la ampare debe ser descartada. Pero no ves, amor, que precisamente al despreciar nuestras creencias estáis siguiendo la Novena Cualidad Esencial, el Odio, y tratáis de mejorar el futuro de la humanidad eliminando lo que consideráis indigno.”

Este libro cayó en mis manos por cosas del destino, o según la jerga de éste, porque eran los designios de la Diosa URI.

La verdad es que empecé a leerlo con recelo, ya que el género futurista no es de mis preferidos. El último libro que leí sobre esta índole fue “La llave del Abismo” de José Carlos Somoza cuya reseña podéis encontrar aquí. Nombro este libro de mí preciado Somoza porque “Fragmento” me ha recordado a la esencia de éste y no sólo en el ámbito futurista sino en el religioso y moral.

En Fragmento nos sumergiremos en una aventura futurista, donde un grupo compuesto por mercenarios contratados por la Corporación Alba, se encargará de algo más que de salvaguardar a una raza de animales alienígenas de suntuosos colores. En un destino forjado, que les llevará por caminos insospechados de propósitos anhelados.

El grupo esta compuesto por ocho personajes completamente diferentes. Retoba un androide un tanto peculiar. Illip una sensual híbrida creada para ofrecer placer. Nayora  una cazarrecompensas no-muerta, no tan muerta,  pero no-viva al fin y al cabo. Zyx una bella humana con voz angelical nacida para el espectáculo y convertida más tarde en una espía con un halo de mirada mortuoria. Gamma una monja con un don muy especial del que reniega. Ondilanda un humano de gestos afeminados que sigue los dictados de su corazón. Txan un humano carente de humanidad y por último nuestro protagonista, la unión del grupo y la voz que nos contará esta historia.

Durante la aventura conoceremos las duras y oscuras historias que guardan cada uno de estos personajes y que nos ayudarán a comprender mejor la personalidad que han desarrollado y el fin de reacción de cada uno de ellos. Resultará fácil empatizar con ellos y por ello nos llevaremos no tan gratas sorpresas.

Algo que me ha resultado curioso son unos capítulos que simulan estar escritos a modo de cartas no enviadas, cuyo destinatario es un amor perdido pero no olvidado. Todo ello enlazando una historia paralela a nuestra aventura, que nos ayudará a modo de recuerdo, a conocer mejor el pasado de nuestro protagonista principal.

El libro me ha sorprendido gratamente, con una historia original pero bien hilada,  personajes peculiares y la descripción de un mundo alejado, pero próximo al nuestro, cuyas similitudes no dejarán a nadie indiferente.

Lo más importante de esta historia, para mí no ha sido el final, sino el camino realizado con ella, los dilemas que acontecen a nuestros protagonistas y la variedad de elección, según su pasado, creencia o moral. Y la moraleja de ésta, es la que yo resumiría en forma de imagen del símbolo del Yin Yang.

 Pues los designios de la única Diosa URI son inexplicables…


¿Te atreves a buscarlo?


Autor: Adrián Díaz Mantecón
Colección: Círculo rojo - Novela
Páginas: 238
ISBN: 978-84-9050-368-3
Formatos: Edición Rústica con solapas
Tamaño: 15x21 cm
Editorial: Editorial Círculo rojo
Precio: 10 €
Versión Kindle

Sinopsis:

Nada sabía el equipo de mercenarios ensamblado por la Corporación Alba para regular la población alienígena en Lanis del fin último que les había unido a todos ellos en aquel planeta hostil.

Donde los designios de la única Diosa URI se entremezclan con las voluntades avariciosas de supraorganizaciones en un entorno futuro de economía de mercado, serán los sentimientos más profundos y sinceros de unos pocos individuos los que definan el destino del universo.

Esta es la epopeya última de las aventuras espaciales, una reflexión sobre el pasado que define nuestra identidad y un debate apasionado y revelador sobre las religiones y el problema de las grandes aglomeraciones de capital en un universo lejano pero muy cercano.


Conoce al autor:

Adrián Díaz, Licenciado en Sociología y maestro tejedor de telarañas de ficción en entornos fantásticos siempre fascinantes poblados de enigmáticas situaciones y los más profundos personajes, suele deleitarnos con un acabado excelso de corte filosófico donde se amalgaman lo real y lo irreal, la acción con las emociones, y las aventuras con la magia y el amor.




    

Por : Kel Báthory

No hay comentarios :

Publicar un comentario