Lasciate ogne speranza voi ch'intrate

Lasciate ogne speranza voi ch'intrate

 photo vatiel_zpsoazeyowb.gif

“Han venido a presenciar el Principio.
El renacimiento del Paraíso, destruido por el género humano.
Recuérdame, y tu autentico yo también. Y en lo que debes convertirte.
En la que nos conducirá al paraíso con las manos manchadas de sangre...”

viernes, 8 de noviembre de 2013

¿Monstruos?

A pesar de todo,  siempre le quedaría escribir. Después de todo, muy y por encima de todo lo demás, nunca podrían quitarle eso. Dijo con el cuchillo afilado sobre su mano a modo de pluma y empezando a rasgar la suave piel de ella… La punta afilada del cuchillo se hundía suavemente en la mullida y tierna piel, deslizaba delicadamente los trazos con parsimonia, dejando tras de sí finas líneas serpenteantes de color rosa que en segundos se tornaban rojas. Se encharcaban sin pudor, dejando ese olor, que aspiraba sin compasión. Las gotas de sangre color carmesí surcaban sobre su cuerpo realizando una danza macabra… aquello era su tintero y el cuerpo el propio lienzo.


-La sangre correrá en cada uno de mis versos, escritos con la sangre de cada una de mis víctimas…


Ella le miró a los ojos implorando clemencia y preguntó: ¿Por qué lo haces? Durante unos segundos creyó percibir un atisbo de luz en sus ojos. Aquel destello la llenó de esperanza creando una ilusión nefasta. Él deslizó el dedo sobre los labios de ella, descendiendo a modo de silencio. Después introdujo bruscamente la mano con fuerza en su boca, obligándola a tensar la mandíbula, le sujetó la lengua impúdicamente y acercó las frías tijeras hasta que su caliente lengua percibió la frialdad del metal. Los ojos de ella se encharcaron de lágrimas al intuir la inevitable tragedia, intentando salir de sus orbitas por puro horror, para abstenerse de presenciar la perversa escena. En la mirada de él un destello brilló al apretar las tijeras para cerrarlas sobre su lengua. Borbotones de sangre empezaron a inundar su garganta hasta que se ahogó. Él sonrió satisfecho y respondió al silencio: ¿Y por qué no? Después sus ojos se apagaron ocultando un abismo tras ellos.
 
Algunos los llaman monstruos, pero muy a pesar de lo que les duela, siguen siendo seres humanos…


Autora: Kel Báthory

12 comentarios :

  1. Me encanta.. ¿Por qué lo haces? -¿Y por qué no?
    ¿A qué llamamos humanidad? ¿A no hacer todo lo que Podemos hacer? Puede parecer de una frialdad desmesurada pero.. La mata, sencillamente porque puede hacerlo. Y no se niega el deseo d hacerlo. Demoledor.

    ResponderEliminar
  2. Escalofriante manera de justificar lo injustificable. Porque sí, todos somos seres humanos, pero muchos, como tu criatura, no actúan como tales.
    Un placer volver a leer un relato tuyo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Es una maravilla leerte, y es horrible comprender como la realidad de la mente humana puede llegar a tener tanto poder, como puede ser tan sencillo crear o destruir.
    Una hermosa forma de relatar un acto tan atroz.

    ResponderEliminar
  4. Es increíble como la mente humana puede tener tanto poder, como es posible crear y destruir tan fácilmente.
    Un monstruoso acto, un hermoso relato.
    Es una maravilla leerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Escalofríos vengan a mi. Breve pero intenso. Realmente me ha afectado.

      Eliminar
  5. Escalofríos vengan a mi. Breve pero intenso. Realmente me ha afectado.

    ResponderEliminar
  6. Nace un perro rabioso y alguien le ponen un bozal. Pasan los años y cuida del perro. Un día otro alguien le quita el bozal al perro y le destroza el brazo a quien lo había cuidado desde que nació. Entonces el estúpido indignado dice:
    -Has corrompido a mi perro. Nunca antes me había mordido. Antes de que le quitases el bozal era un buen perro.

    Es justo lo que refleja tu relato. "¿Por qué lo haces?¿Y por qué no?"
    El mundo que vemos por la calle no es la realidad. Es una obra de teatro en la que los malos se portan bien todos los días bajo amenaza de cárcel. Todos los perros rabiosos de las calles llevan bozal y por eso la gente cree que son buenos. Hasta ellos mismos lo creen.
    -"No soy como esa chusma de los políticos y los ricos. Yo soy buena persona". Espera a ver lo que hacen cuando algo les quite el collar. La única diferencia es que el rico tiene poder. Ya no tiene bozal.
    Bathory nunca lo llevó. Siempre fue libre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una observación muy acertada. Puede que tenga algo de ello, aunque no del todo...
      Sin embargo todo lo que dices es muy cierto.

      Un lujo de comentario, gracias.
      Un beso sangriento ;)

      Eliminar